Friday, June 01, 2007

Long way to fall...

Queridos amigos,

Disculpen por los posts tan distanciados entre sí, aunque tal vez para muchos esto puede ser
un alivio más que una inquietud. (Aún nadie me dice que le deje de mandar notificaciones)
Es complicado retomar el lápiz (teclado) pues no sé muy bien qué voy a decir.
Sin embargo, me decido a lanzarme una vez más, sin armas ni protecciones, ante el mínimo
desafío que implica escribir un trozo de texto, pero que no por eso deja de ser otro reto más,
de los tantos que enfrentamos a diario.
La verdad es que siempre me he arrojado así, sin cuestionarme tanto mis limitantes ni calcular
mis reales posibilidades, ante los retos que se me han cruzado por delante. Ha sido así como
he forjado hitos importantes en mi vida, que han determinado el curso de mis emociones y
parte de mi evolución como ser social; como el colegio donde estudié, el arte marcial que
decidí aprender, los grandes amigos que conocí, la carrera que estudié, el trabajo que conseguí, la mujer que amo, etc. Todas mis decisiones importantes las he tomado sin considerar tanto la factibilidad ni los factores que supuestamente afectarán el éxito o fracaso
de cada empresa.

Me percato de que mi único motivo ha sido la fe y a la vez la aprehensión casi inconciente del carácter avasallador del ineludible devenir. Entonces... soy yo el que ha decidido por sí mismo?
Vivimos bajo la ilusión de que controlamos nuestro destino, pero los dioses de vez en cuando se encargan de recordarnos lo contrario.
Ante esta visión, nos queda plantearnos dos caminos: continuar "luchando" o bien abandonarse completamente al devenir. Lo más sensato sería esta última opción, ante el escenario de una guerra en la que efectivamente participamos pero donde no tenemos armas.

No obstante, al igual que en la guerra, existe algo que genera la gran paradoja y que nos impide dejarnos caer al suelo y abandonarnos absolutamente en la inanición...

Por qué sobrevivimos?,
cuál es el sentido de nuestro instinto?
por qué nuestro ADN está diseñado para la preservación?

El 2 de abril del presente Valentina falleció, el 19 de mayo del presente mi abuelo Jorge, "el papi" murió. Ante la perplejidad y el dolor, aquí estoy, igual que antes, sin armas ni protecciones. Ante
la aparente carencia de sentido, aquí estoy. Ante el desencanto de la vida, ante la fragilidad de
la naturaleza, ante mis propios demonios, aquí estoy.

¿Por qué sobrevivo?, ¿por qué me doy fuerza y enciendo mis propias cenizas?
No llego a otra respuesta más que por amor.

Entonces me lanzo otra vez directamente hacia el oscuro mar de fuego de los abismos, sin armas ni protecciones. Rendido ante lo que pueda encontrar o lo que pueda perder, pero con la única convicción de que sobreviviré... al menos hasta el momento en
que mi cuerpo se destruya al final del precipicio.

-------------------------------
Y así es como seguimos... les tengo buenas noticias. He conseguido un actor para la voz de
Otacon, la colaboración de un locutor profesional de radio para intepretar un par de secuencias en off y cada vez nos acercamos más al momento de sentarnos a complacer nuestros sentidos con la versión final del Prólogo de MGS: The Mongoose Incident.

Por otro lado, la gestión de las locaciones no ha sido fructífera y la maestranza San Eugenio prácticamente nos apretó los testículos con el portazo.... 400 lucas como base por la jornada..!! Hasta en FEPASA nos pedían menos... empresas estatales del orrrrrrto!

Por ahora nos queda la muy buena opción de conseguir la fábrica abandonada de La Serena, donde juega paintball el papá de Larry, también conocido como el "OLD SNAKE". Así que Larry, lo siento, pero el sombrero te cayó en tu crespa cabeza... debes conseguir esa locación.

Bueno amigos, espero no haberlos achacado con el texto anterior, pero así es como sale cuando no estás preparado.
Estamos en contacto para más información sobre la post-producción y marketing de la peli.

Saludos a todos,
Jucemar.-


EDIT: Acabo de releer el texto y me parece una mierda... lo único que rescato es que la poca consistencia refleja perfectamente lo inestable y confundido que estoy.

3 comments:

Cristián Sandoval said...

Querido hermano: somos esa inconsistencia. Los mapas tienden a engañar al explorador desesperado. Sobre todo al amante, que jamás poseerá la totalidad, pues en sí mismo debe permitir la completud del otro, sin poseerla. Somos pura inconsistencia, deseo, posibilidad, incluso en eso tan "medible" como el pasado. En fin, ya me puse inconsistente. Un abrazo

Cote said...

No es una mierda....... y creo lo mismo de la inconsistencia, solo que Nerciano siempre tiene otras palabras :), al final, hacemos el promedio de todo lo que mencionas, porque no podemos dejarnos caer ni tampoco tenerlo y controlarlo todo.
Estos golpes de la vida son mi mayor temor, veo cómo pasa todos los días, veo cómo el golpe es ineludible, me desespera pero a la vez siento que lo único que nos queda es eso, dar amor.
Cariños. Para tí Nerciano tb.

mario said...

Julio:
Nada de lo que has escrito es una mierda. Ni un poco. Quiza el tema sea que jamás las palabras darán alcance a la circunstancia que define toda experiencia: la muerte. Aunque intemos hablar de ella, no podremos lenguarla. A lo más alcanzamos a lenguetearla. Y el sabor que nos deja es amargo porque usamos la lengua incorrecta para apreciarla. Pero no creo que el silencio sea la opción. Yo creo en la transformación del dolor en algo, en creación, actividad productiva sin sentido económico. ¡Diálogo con la muerte!.
Creación que responde con fuego al agua de la muerte, al balde frio de la muerte. Sólo del encuentro directo con el vacío, con el silencio, con la ausencia es posible crear.